Eleccion Forma Jurídica

A)    CLASES DE SOCIEDADES
SOCIEDADES MERCANTILES

- Sociedad de Responsabilidad Limitada

 

- Sociedad de Responsabilidad Limitada

  Unipersonal

 

- Sociedad Anónima

 

- Sociedad Anónima Laboral y Sociedad de

  Responsabilidad Limitada Laboral.

 

- Otras

B)      SOCIEDADES REGULADAS EN LA LEY DE COOPERATIVAS
SOCIEDADES MERCANTILES ESPECIALES

- Sociedad de garantía Recíproca.

 

- Sociedad de Inversión Mobiliaria

 

- Agrupación de Interés Económico y

  Agrupación Europea de Interés Económico.

SOCIEDADES COOPERATIVAS

Coexisten diferentes tipos de sociedades cooperativas dependiendo de la actividad que desarrollen.

C)      SOCIEDADES REGULADAS EN EL CODIGO CIVIL
SOCIEDADES CIVILES

- Sociedad Civil

 

- Comunidad de Bienes

D)    EMPRESARIO INDIVIDUAL (AUTONOMO)
REGIMENES PARA DETERMINAR EL RENDIMIENTO DE LAS ACTIVIDADES ECONOMICAS

- Estimación directa normal

 

- Estimación directa simplificada

 

- Estimación objetiva (Módulos)

ELECCION DE LA FORMA JURÍDICA:

Una de las primeras decisiones a adoptar por el promotor o promotores de una nueva empresa, una vez estudiado el plan de negocio de la misma y analizada su viabilidad, es la elección de la forma jurídica a adoptar que, indudablemente, habrá de ser la más adecuada a la actividad que se proyecta desarrollar.

Se decidirá si el titular de la empresa, que a los efectos legales correspondientes ejercerá como empresario, va a ser una persona física o una persona jurídica, y si dentro de éstas, se opta por una u otra forma de las contempladas en nuestro ordenamiento jurídico. La elección deberá estudiarse con detenimiento a fin de evitar problemas futuros que afecten al desarrollo de la actividad empresarial.

 

A continuación se indican algunos aspectos a tener en cuenta en el momento de efectuar la elección:

 

  • Tipo de actividad a ejercer. La actividad que vaya a desarrollar la empresa puede condicionar la elección de la forma jurídica en aquellos casos en que en la normativa aplicable se establezca una forma concreta. Por ello será conveniente analizar con detalle la normativa que regula la actividad que se proyecte ejercer, a fin de comprobar si exige la adopción de una forma jurídica determinada.
  • Número de promotores. El número de personas que intervengan en el lanzamiento de una nueva empresa también puede condicionar la elección. Así, cuando sean varios los promotores, lo aconsejable será constituir una sociedad. No obstante, hay que tener en cuenta que a partir de la entrada en vigor de la nueva ley de sociedades de responsabilidad limitada, también es posible constituir una sociedad limitada o una sociedad anónima con un único socio.
  • Responsabilidad de los promotores. Este es un aspecto importante a tener en cuenta, dado que, en función de las responsabilidades que el promotor o promotores estén dispuestos a asumir en el desarrollo del proyecto empresarial, se optará por una u otra forma jurídica. La responsabilidad puede estar limitada al capital aportado (sociedades anónimas, de responsabilidad limitada, etc.) o ser ilimitada, afectando tanto al patrimonio mercantil como al civil (empresario individual, sociedad colectiva, etc.).
  • Necesidades económicas del proyecto. La dimensión económica del proyecto a desarrollar y la necesidad de participación de varias personas en el mismo también influye en la elección, llevando, por lo general, a que se opte por la constitución de una sociedad. A la hora de elegir el tipo de sociedad habrá que tener en cuenta las modificaciones que se han producido en la legislación mercantil y el establecimiento de unos capitales mínimos para determinados tipos de sociedades. Así, para constituir una sociedad de responsabilidad limitada se exige un capital social mínimo de 3.006 euros, suscrito y desembolsado. Para la sociedad  anónima  se exige un capital social mínimo de 60.102 euros, suscrito en su totalidad y desembolsado, como mínimo, en un 25 por 100 del valor nominal de cada una de sus acciones.
  • Aspectos fiscales. Los resultados previstos en el ejercicio de la actividad empresarial y la contribución fiscal que por los mismos se haya de efectuar es un aspecto importante a tener en cuenta a la hora de realizar la elección. Por ello, habrá que estudiar detalladamente los costes fiscales que la empresa tendrá que soportar, teniendo en cuenta que las sociedades tributan a través del Impuesto sobre Sociedades, cuyo tipo impositivo es único, y que los empresarios individuales lo hacen a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en el que el tipo impositivo va elevándose según van incrementándose los beneficios.

 

A. SOCIEDADES MERCANTILES

I.- ASPECTOS A TENER EN CUENTA

1.- Nombre de la Sociedad. (*1)

2.- Análisis de la sociedad: mercantil, fiscal y laboral.

3.- Elección de la forma jurídica.

 

II.- FIRMA EN NOTARIA.

1.- Documentación:

 Certificación negativa.

 Estatutos.

 Certificado del ingreso bancario del capital social.

  

III.- ACTIVACION DE LA SOCIEDAD.

Previo: Contrato de Alquiler o compra-venta, si procede.

Agencia Estatal de Administración Tributaria: declaración previa (si procede), alta censal, alta actividad, C.I.F. provisional y definitivo.

Comunidad Autónoma: se abonará un 1% del capital suscrito.

Registro Mercantil: se depositarán las escrituras para su inscripción, abonando una cantidad en concepto de provisión de fondos.

 Inscripción en el Registro de Sociedades Laborales, previo a la inscripción en el Registro Mercantil, solamente para este tipo de sociedades.

Tesorería General de la Seguridad Social: alta en autónomos de la/s personas que proceda. 

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales: se diligenciará el Libro de Visitas, así como la comunicación de apertura a la que acompañará el contrato de prevención de riesgos laborales.

Comunidad autónoma / u otras oficinas públicas: permisos administrativos que correspondan.

Seguros obligatorios.

Legalización de libros societarios.

 

B. SOCIEDADES COOPERATIVAS

I.- CERTIFICACION SOBRE LA NO COINCIDENCIA DEL NOMBRE.

 

II.-  REDACCION DE LA ESCRITURA Y LOS ESTATUTOS, Y APROVACION EN LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE.

Los estatutos serán aprobados por la asamblea constituyente de la cooperativa, de la que formarán parte todos los socios promotores y en la que se designarán a aquéllos que han de realizar las gestiones necesarias para la legalización de la sociedad y los que ocuparán los distintos cargos del primer Consejo Rector. 

III.- SOLICITUD DE CALIFICACION O DICTAMEN PREVIO SOBRE LA LEGALIDAD DE LOS ESTATUTOS.

Es aconsejable solicitar la previa calificación de los estatutos a fin de evitar posibles problemas a la hora de inscribir a la sociedad.

IV.- OTORGAMIENTO DE LA ESCRITURA DE CONSTITUCION.

La escritura pública de constitución, salvo que sea otorgada por la totalidad de los promotores, deberá serlo por las personas designadas por la asamblea constituyente, cuyo número no podrá ser inferior a tres.

V.- PUESTA EN MARCHA DE LA COOPERATIVA.

Previo: Contrato de alquiler o Compra-venta, si procede.

Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

       Solicitud del Número de Identificación Fiscal.

       Dirección General de Tributos de la Consejería de Hacienda.

Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados: Las cooperativas protegidas y especialmente protegidas se encuentran exentas de este impuesto, no obstante deberán presentar esta declaración.

Inscripción en el Registro de Cooperativas. A partir de este momento la cooperativa adquiere personalidad jurídica.

Cuando el ámbito de actuación de la cooperativa es la Comunidad de Madrid: La solicitud de registro se efectuará en el Registro de Cooperativas de la Comunidad de Madrid (Dirección General de Trabajo).

Cuando el ámbito de actuación es nacional, o afecta a varias Comunidades Autónomas: La solicitud de registro de efectuará en el Registro de Cooperativas del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (Dirección General de Fomento de la Economía Social).

Libros obligatorios: se legalizarán en el Registro de Cooperativas de la Comunidad de Madrid, antes de su utilización.

 

C. COMUNIDAD DE BIENES O SOCIEDAD CIVIL

I.- CONTRATO PRIVADO ENTRE LAS PARTES O ESCRITURA PÚBLICA ANTE NOTARIO.

En el caso de que las partes aporten bienes inmuebles o derechos reales será necesaria su constitución en escritura pública ante notario.

II.- ACTIVACION  DE LA SOCIEDAD

Previo: Contrato de Alquiler o compra-venta, si procede.

Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

Declaración censal solicitando el NIF provisional.

Declaración censal de inicio de actividad. Un alta por la Comunidad de Bienes o Sociedad Civil y un alta por cada uno de los socios o comuneros, en la que deberá determinarse el régimen de estimación en el IRPF al que se acogen.

Solicitud del NIF definitivo, una vez liquidado el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Comunidad Autónoma.

Consejería de trabajo: Comunicación de apertura del centro de trabajo.

Liquidación del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y Actos jurídicos documentados.

Solicitud de autorizaciones competencia de la Comunidad Autónoma, si procede.

III.- SEGURIDAD SOCIAL

Alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, para cada uno de los socios o comuneros que dediquen directamente a la explotación del negocio o industria.

D. EMPRESARIO INIDVIDUAL (AUTONOMOS)

No existe ningún trámite previo que condicione la adquisición del carácter de empresario individual, si bien la persona que desee constituirse como tal deberá cumplir los siguientes requisitos:

- Ser mayor de edad.

- Tener libre disposición de bienes.

- Ejercer, por cuenta propia y de forma habitual, una actividad empresarial.

La denominación de la empresa es el nombre de la persona física titular del negocio, si bien podrá actuar con nombre comercial.

I.- VENTAJAS.

Titular de la totalidad del beneficio de produzca la empresa.

Total autonomía en la toma de decisiones.

Rapidez y sencillez en los trámites para el comienzo de la actividad.

No precisa capital mínimo.

Simplicidad en las obligaciones formales

Exento en todo caso del Impuesto sobre Actividades Económicas.

 

II. INCONVENIENTES.

Responsabilidad ilimitada: El empresario asume la totalidad de las pérdidas que se puedan originar y asume todas las obligaciones que se deriven de su actividad mercantil.

Es el último responsable de la gestión de la empresa.

El nombre de la empresa es el de la persona física.

No puede tener socios.

 

TRAMITES PARA EL INICIO DE UNA ACTVIDAD ECONOMICA COMO EMPRESARIO INDIVIDUAL.

Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

Declaración censal de inicio de actividad.

Tesorería General de la Seguridad Social.

Alta del empresario en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Inscripción de la empresa, en el caso de que proceda.

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Se diligenciará el Libro de Visitas, así como la comunicación de apertura del centro de trabajo a la que acompañará el contrato de prevención de riesgos laborales.

Comunidad autónoma / u otras oficinas públicas.

Permisos administrativos que correspondan.

 

REGIMENES PARA DETERMINAR EL RENDIMIENTO DE LAS ACTIVIDADES ECONOMINCAS EN EL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONA FISICAS.

1) Estimación directa normal.

Con carácter general, el rendimiento neto se calcula por diferencia entre los ingresos computables y los gastos deducibles, aplicando, con algunas matizaciones, la normativa del Impuesto sobre Sociedades.

Obligaciones contables y registrales

Actividades mercantiles: contabilidad ajustada al Código de Comercio y al Plan General de Contabilidad.

Actividades no mercantiles: únicamente deben llevarse libros registro de ventas e ingresos, de compras y gastos y el de bienes de inversión.

Actividades profesionales: son obligatorios los libros registro de ingresos, de gastos, de bienes de inversión y el de provisiones de fondos y suplidos.

 

2) Estimación directa simplificada. Es de aplicación en los siguientes casos:

Actividades no acogidas al régimen de estimación objetiva.

Que, en el año anterior, el importe neto de la cifra de negocios para el conjunto de actividades desarrolladas por el contribuyente no supere los 600.000 euros.

Que no se haya renunciado a su aplicación.

Que ninguna actividad que ejerza el contribuyente se encuentre en la modalidad normal del régimen de estimación directa.

El rendimiento neto se calculará conforme las normas del Impuesto sobre Sociedades (ingresos menos gastos), aunque con ciertas peculiaridades.

 

Obligaciones contables y registrales

Actividades empresariales: deben llevarse libros registro de ventas e ingresos, de compras y gastos y el de bienes de inversión.

Actividades profesionales: además de los libros mencionados en el apartado anterior, se llevará el libro registro de provisión de fondos y suplidos.

 

3) Estimación objetiva.

El rendimiento neto se calculará de acuerdo con lo dispuesto en la Orden que desarrolla este régimen (Orden de módulos)

Requisitos:

Que cada una de sus actividades esté incluida en la Orden del Ministerio de Economía y Hacienda que desarrolla el régimen de estimación objetiva y no  rebasen los límites establecidos en la misma para cada actividad.

Que el volumen de rendimientos íntegros en el año inmediato anterior, no supere cualquiera de los siguientes importes: 450.000 euros para el conjunto de actividades económicas o 300.000euros para el conjunto de actividades agrícolas y ganaderas.

Que el volumen de compras en bienes y servicios en el ejercicio anterior, excluidas las adquisiciones de inmovilizado, no supere la cantidad de 300.000 euro.

Que las actividades económicas no sean desarrolladas, total o parcialmente, fuera del ámbito de aplicación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Que no hayan renunciado expresa o tácitamente a la aplicación de este régimen.

Que no hayan renunciado o estén excluidos del régimen simplificado del IVA.

Que ninguna actividad ejercida por el contribuyente se encuentre en estimación directa, en cualquiera de sus modalidades.

 

Obligaciones contables y registrales

Es obligatorio conservar las facturas emitidas y las recibidas así como, los justificantes de los módulos aplicados.

Si se practican amortizaciones deberá llevarse, el libro registro de bienes de inversión.

Suscribirse para recibir información

Por favor, rellena los siguientes campos:


Volver al listado de Servicios

×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar